Se encuentra aquí: Enfermedades  » Específicas » Oftalmológicas » Dermatoconjuntivitis por Contacto Clínica Subiza Social: Twitter Facebook Idioma:  English (United Kingdom) es-ES   
Minimizar
 

Dermatoconjuntivitis por Contacto 

 

Introducción

Debido a que la piel del párpado es fina, resulta especialmente susceptible a la dermatitis de contacto* (DC), tanto inmune como irritativa. Cuando el agente etiológico afecta, además del párpado, la conjuntiva, se produce una dermatoconjuntivitis (DCJ). La DC y DCJ son unos de los trastornos dermatológicos más frecuentes vistos en la clínica de alergia.

Manifestaciones Clínicas

Las preparaciones oculares que contienen sulfato de neomicina, atropina y derivados, así como timerosal (un preservativo), son causas comunes de sensibilización; otros pueden ser la pilocarpina, cloranfenicol, gentamicina etc. Típicamente se trata de pacientes tratados inicialmente por unos  ojos rojos , con diferentes colirios, que si bien en un inicio le produce mejoría, su uso continuado comienza a producirles un eritema conjuntival. El paciente entonces en un intento de aliviar sus síntomas, aumenta el uso de ése u otros colirios que dan lugar a un círculo vicioso. Otros agentes frecuentes son los maquillajes para ojos (lápiz, rimmel, sombra, pestañas artificiales), los instrumentos para aplicárselos (brochas, algodones) u otros agentes llevados de forma indirecta a los párpados como el esmalte de uñas, barra de labios, tintes del cabello, etc. Estos últimos agentes pueden afectar sólo exclusivamente a los párpados, respetando las manos y cuero cabelludo (Fig. 84).

Los párpados están inflamados con una erupción eritematosa y/o vesiculosa y/o con descamación. Si la conjuntiva está afectada, hay también eritema y lagrimeo. El prurito ocular es el síntoma cardinal, el cual se intensifica con la fricción .

Diagnóstico

Se realiza mediante la realización de la prueba del parche. Debe testarse no solamente la batería estándar sino también los propios cosméticos de la paciente. Puede haber falsos negativos (la piel de la espalda es menos sensible que la de los párpados). Una prueba de evitación y reintroducción del agente sospechoso puede ocasionalmente ser de ayuda. Durante la fase de eliminación debe evitar todo tipo de cosméticos, perfumes, desodorantes, lacas, champús y jabones. Puede utilizar como jabón extracto de avena. Cambiar de detergente para las fundas de almohada. Una vez que el eccema ha remitido, se van reintroduciendo los agentes sospechosos (uno por semana) hasta identificar el agente responsable.

Frotis conjuntival (citología y cultivo) es útil para el diagnóstico diferencial.

El diagnóstico diferencial de la DCJ alérgica por contacto debe hacerse con la:

DCJ por irritantes:

► Producida al frotarse los párpados mientras se están manipulando detergentes, jabones u otros productos químicos.

Dermatitis seborreica:

► Falta el prurito y presenta otras localizaciones típicas (cuero cabelludo, cejas, surcos nasogenianos, zona retroauricular y área pectoral).

Blefaroconjuntivitis infecciosa crónica:

► Producida generalmente por estafilococos. Cursa sin prurito. Existen costras palpebrales, pérdida de las pestañas y secreción que pegan los párpados por las mañanas.

Queratoconjuntivitis atópica:

► Consultar la enfermedad.

Tratamiento

Consiste en evitar el agente agresor. El tratamiento sintomático consiste en utilizar cremas o pomadas de corticoides tópicos de baja potencia (por ejemplo: furoato demometasona 1%) y durante cortos periodos de tiempo.

   

Clínica Subiza Términos de Uso | Declaración de Privacidad