Se encuentra aquí: Enfermedades  » Específicas » Nariz, senos paranasales y oídos » Rinitis Intrínseca Clínica Subiza Social: Twitter Facebook Idioma:  English (United Kingdom) es-ES   
Minimizar
 

Rinitis Intrínseca


 

Introducción

Es una enfermedad caracterizada por la presencia de síntomas nasales perennes, debidos a una inflamación de la mucosa nasal de causa desconocida. Se acompaña frecuentemente de eosinofilia en el exudado nasal, poliposis naso-sinusal y/o hiperplasia de la mucosa de los senos maxilares y responde sólo de forma eficaz a los esteroides. Con frecuencia se asocia al asma bronquial intrínseco.

Manifestaciones Clínicas

El comienzo suele ser en la edad media de la vida; los síntomas son perennes. La obstrucción nasal suele ser bilateral e intensa. Se acompaña de hidrorrea a veces en forma de chorro, aunque la secreción también puede ser de aspecto mucoide y blanquecina, u ocasionalmente amarilla o verdosa (si hay infección sobreañadida). La anosmia (acompañándose a veces de ageusia) y el goteo postnasal son frecuentes. 
 
Por el contrario no suelen presentar prurito naso-ocular o estornudos en salvas. Puede acompañarse de una intolerancia a los AINE (antiinflamatorios no esteroideos), sobre todo en los casos que cursan con poliposis nasal. Tampoco es infrecuente que se asocie a un asma bronquial intrínseco. A veces los síntomas de rinitis preceden en meses o años a la tríada asma-intolerancia AINE- poliposis nasal . Es característica la buena respuesta de estos pacientes a los esteroides. En la rinoscopia se aprecia una mucosa nasal pálida muy edematosa y/o pólipos nasales bilaterales.

Diagnóstico

Las pruebas cutáneas, la IgE específica o las provocaciones nasales son completamente negativas con cualquier alergeno conocido. La presencia de una marcada eosinofilia nasal y/o una poliposis nasal junto con unas pruebas alérgicas negativas nos confirman el diagnóstico. La radiología de senos presenta en el 70% de los casos una hiperplasia de la mucosa de los senos maxilares.

El diagnóstico diferencial debe hacerse principalmente con las rinitis alérgicas perennes, rinitis colinérgicas y rinitis infecciosas recurrentes.

Tratamiento

El tratamiento de elección son los corticoides tópicos en aerosol tales como el dipropionato de beclometasona, budesonida o fluticasona a dosis de 50- 100 mcg en cada fosa nasal 1-4 veces al día y de forma continuada.

Los lavados nasales con agua con sal utilizando el dispositivo Grossan Sinus Irrigator acoplado al Water Pik resultan ser de extraordinaria utilidad. Es eficaz realizar los lavados por las mañanas (antes del corticoide tópico) para eliminar las secreciones ricas en eosinófilos producidas durante la noche y que están dañando la mucosa rinusinusal. Los lavados también son útiles para mejorar el aclaramiento mucociliar y para mejorar el flujo aéreo nasal, gracias a su efecto vasoconstrictor y/o efecto de barrido. La solución se prepara agregando 5 gramos de una formulación de cloruro sodico bicarbonatado (SinuSal) en 500 ml de agua tibia, resultando una solución isotónica (salina 0,9%). No es aconsejable utilizar soluciones hipertónicas pues son desagradables para el paciente y pueden tener un efecto cilioestático.

Los esteroides sistémicos deben reservarse sólo para los tratamientos agudos, debido a sus múltiples efectos secundarios en los tratamientos prolongados.

La respuesta a los antihistamnicos es sólo regular. Los descongestionantes orales tales como la seudoefedrina o fenilefrina pueden ser útiles para mejorar el bloqueo nasal, aunque estos pueden producir insomnio e intranquilidad. Los vasoconstrictores tópicos son mejor tolerados, pero deben de evitarse en los tratamientos prolongados (más de 7 días) por el peligro de inducir rinitis medicamentosa.

El inhalador nasal de bromuro de ipratropio puede ser útil para mejorar la hidrorrea (destilacion nasal).

El CGDS y la inmunoterapia no es útil en este tipo de rinitis.

La polipectomía intranasal (bajo anestesia local o general) está indicada en casos que no respondan al tratamiento médico, aunque la recurrencia es frecuente. Por último en aquellos casos de poliposis nasal grave, puede estar indicado un tratamiento quirúrgico más agresivo (etmoidectomtía).

   

Clínica Subiza Términos de Uso | Declaración de Privacidad