Se encuentra aquí: Enfermedades  » Específicas » Broncopulmonares » Asma e Intolerancia a AINE Clínica Subiza Social: Twitter Facebook Idioma:  English (United Kingdom) es-ES   
Minimizar
 

Asma Asociado a Intolerancia a los AINE


 

Introducción Manifestaciones Diagnóstico Tratamiento Seguimiento Advertencias


 

 

Introducción


El síndrome ASA-tríada o asma asociado a intolerancia a AINE , se caracteriza por la presencia de asma bronquial, sinusitis y poliposis nasal e intolerancia a la aspirina y a otros AINE , tales como pirazolonas, indometacina, naproxeno, ibuprofeno, ácido mefenámico, etc. La intolerancia a estos fármacos se manifiesta como una reacción respiratoria severa (rinitis y asma). Se ignora la patogenia (no se conoce mecanismo inmunológico) aunque se piensa que puede estar relacionado con la acción de los AINE sobre la síntesis de prostaglandinas y/o leucotrienos.

El típico síndrome respiratorio de intolerancia a la aspirina afecta principalmente a adultos (edad de comienzo entre los 30 y 50 años) y mujeres (relación 3:2). El curso de la enfermedad evoluciona durante décadas y generalmente comienza con rinitis intrínseca (hidrorrea, obstrucción nasal y anosmia), aunque un tercio de ellos puede tener historia de rinitis alérgica con pruebas cutáneas positivas a inhalantes.

Manifestaciones Clínicas

Los síntomas de intolerancia a la aspirina consisten en la aparición de flushing en cabeza y cuello, obstrucción nasal, inyección conjuntival y ataques asmáticos agudos (disnea, sibilancias, opresión torácica, tos), a menudo severos, al cabo de minutos a tres horas después de la ingestión de una dosis normal de aspirina u otro fármaco similar ( AINE ). La intolerancia a la aspirina puede comenzar de forma repentina en cualquier momento durante el curso de la enfermedad respiratoria. Aunque el paciente en general es capaz de reconocer la relación entre la aspirina y la respuesta respiratoria y rápidamente aprende a evitar la aspirina y otros AINE , la enfermedad respiratoria de base continúa y puede ir haciéndose progresivamente más incapacitante.

Aproximadamente un 7-10% de todos los pacientes asmáticos y un 30-40% de los pacientes que tienen pansinusitis con pólipos nasales son intolerantes a la aspirina. Para un mismo individuo puede haber una variabilidad en la expresión de la intolerancia a la aspirina en diferentes ocasiones, desde reacciones no detectadas, respuesta sólo naso-ocular, a ataques asmáticos severos que pueden llegar a ser mortales. Además de la aspirina, otros fármacos AINE que inhiben la vía de la ciclooxigenasa del metabolismo del ácido araquidónico pueden también provocar reacciones agudas en los pacientes intolerantes a la aspirina.

Diagnóstico

En un número importante de casos el diagnóstico puede realizarse simplemente mediante una historia clínica detallada que evidencia episodios de disnea sibilante y/o sintomatología naso-ocular en relación con la administración de AINE (por vía oral, rectal o tópica). La presencia de poliposis nasal y/o rino-sinusitis hipertrófica apoyan el diagnóstico. En los casos dudosos puede realizarse una prueba de provocación oral con dosis progresivas de aspirina (sólo por personal entrenado y con medios de reanimación disponibles). Una alternativa es la provocación nasal o bronquial con acetil salicilato de lisina, es mas segura que la provocación oral pero menos sensible (es decir si sale negativa hay que realizar la oral). El resto de las exploraciones complementarias son compatibles con rinitis y asma intrínseco.

Tratamiento

Dado que la intolerancia a la aspirina suele aparecer después de años de la presencia de una rinosinusitis y/o proceso respiratorio asmático y dado que la gran mayoría de los pacientes puede prescindir de la aspirina u otros AINE, una prudente aproximación en todos los pacientes adultos con rinosinusitis crónica, pólipos y/o asma, es la de advertirles que eviten estos fármacos pudiendo utilizar en su lugar celecoxib, paracetamol o nimesulida

Igualmente en los pacientes ya diagnosticados de intolerancia a los AINE puede también indicarse el celecoxib, paracetamol y nimesulida (previa provocación). La tartracina (colorante amarillo) y la hidrocortisona pueden raramente en estos pacientes desencadenar broncoespasmo. En pacientes con síndromes reumáticos, cardiovasculares o neurológicos que requieran aspirina de forma crónica puede realizarse un programa de desensibilización a dicho fármaco.

Seguimiento

Resto del tratamiento y seguimiento de estos enfermos se realiza igual que en el asma bronquial intrínseco.

Advertencias a Pacientes con Intolerancia a los AINE

La administración de cualquier medicamento perteneciente a los siguientes grupos químicos puede producirle una agudización grave de su asma. Antes de tomar un nuevo medicamento consulte con su médico o farmacéutico.

SALICILATOS

  • Acido Acetilsalicílico
  • Acetilsalicilato de Lisina
  • Benorilato
  • Diflunisal
  • Salsalato

PIRAZOLONAS

  • Fenilbutazona
  • Feprazona

DERIVADOS INDOLACÉTICOS

  • Acemetacina
  • Indometacina
  • Proglumetacina
  • Oxametacina
  • Sulindac
  • Tolmetina

DERIVADOS ARILACÉTICOS

  • Aceclofenac
  • Diclofenac
  • Fentiazac
  • Nabumetona

DERIVADOS ARILPROPIÓNICOS

  • Acido Tiaprofénico
  • Fenbufeno
  • Ibuprofeno
  • Ibuproxam
  • Ketoprofeno
  • Naproxeno

OXICAMAS

  • Piroxicam
  • Tenoxicam
  • Meloxicam

FENAMATOS

  • Acido Meclofenámico
  • Acido Mefenámico
  • Acido Niflúmico

OTROS

  • Isonixina
  • Tetridamina

En cada país el médico deberá señalar a los pacientes los nombres con que se comercializan los productos farmacéuticos pertenecientes a los diferentes grupos químicos arriba mencionados.

   

Clínica Subiza Términos de Uso | Declaración de Privacidad