You are here: Diseases » Generales » Dermatitis Clínica Subiza Social: Twitter Facebook Idioma:  en-GB Español (España, Alfabetización Internacional)   
Minimise
 

Eccema

 

Introducción Clasificación Inclasificada Trastornos Eccemas

 

Introducción

El término eccema y dermatitis son utilizados indistintamente. Con ellos nos referimos a un tipo de inflamación cutánea con determinadas características clínicas y ciertos hallazgos histológicos. La piel presenta una combinación de eritema, vesiculación, exudado y descamación. El eccema puede ser agudo, subagudo o crónico.

Clasificación

La clasificación más comúnmente empleada es la siguiente:

  • Dermatitis Endógena (o Constitucional)

  • Dermatitis Exógena (o de Contacto)

A su vez éstas pueden subdividirse en:

Dermatitis Endógena

  • Dermatitis atópica

  • Dermatitis seborreica

  • Eccema numular o discoide (Fig. 125)

  • Dishidrosis (Fig. 128)

  • Eccema por estasis

Dermatitis Exógena

  • Dermatitis de contacto por irritante primario (Fig. 60)

  • Dermatitis de contacto alérgica (Fig. 84)

Inclasificada

  • Neurodermatitis-Liquen simple crónico

  • Prurito nodular

Trastornos del Metabolismo y Deficiencias

  • Fenilcetonuria

  • Síndrome de Wiskott-Aldrich

  • Displasia ectodérmica anhidrótica

  • Pelagra - Malabsorción (fundamentalmente ácidos-grasos)

La dermatitis de contacto y dermatitis atópica se estudian en la opción Enfermedades del Menú Principal.

Eccemas más Comunes

Dermatitis Seborreica

Afecta a adultos de ambos sexos. En la primera infancia es muy frecuente en el cuero cabelludo (costra láctea) y zona de los pañales. Se localiza en forma simétrica en el cuero cabelludo, cejas, párpados, surco nasogeniano y retroauriculares, mejillas, área preesternal e interescapular, y ocasionalmente pliegues axilares, inguinales y áreas genitales.

Morfológicamente se presenta como pápulas y placas generalmente elevadas, eritematoescamosas y de aspecto grasiento.

El diagnóstico diferencial debe hacerse con la psoriasis, dermatofitosis y candidiasis, especialmente en la dermatitis seborreica intertriginosa (el examen con hidróxido potásico y cultivos pueden ser de ayuda).

Eccema Numular

Se observa preferentemente en mujeres jóvenes u hombres ancianos. Es muy pruriginoso y de carácter crónico.

Se localiza en el dorso de las manos o zonas de extensión de los brazos, aunque puede aparecer en otras localizaciones.

Morfológicamente se presenta en forma de placas como monedas, liquenificadas o compuestas por grupos de pequeñas pápulas y vesículas sobre una base eritematosa y asentando sobre piel seca.

El diagnóstico diferencial debe hacerse con la dermatofitosis mediante el examen con hidróxido potásico de las costras y escamas. Debe excluirse la dermatitis de contacto mediante la anamnesis y localización.

La psoriasis y la micosis fungoide pueden simular un eccema numular por lo que puede ser útil la biopsia.

Dishidrosis

Raramente se observa en niños. Enfermedad crónica recidivante, caracterizada por brotes de vesículas en las manos y pies, muy prurítica y con pustulación secundaria a invasión bacteriana. A menudo, asociada a hiperhidrosis y estrés emocional. Las lesiones iniciales aparecen en los bordes de los dedos y son generalmente simétricas.

El cuadro clínico puede ser simulado por una dermatitis de contacto o una dermatofitosis.

Descamación en Areas

Es una posible variante de la dishidrosis, que cursa con brotes estacionales de descamación laminar, a veces pruriginosa, en palmas y/o plantas (Fig. 129).

Eccema por Estasis

Se presenta como una enfermedad crónica que afecta a pacientes de edad media y avanzada. A menudo se acompaña de una insuficiencia venosa, con venas varicosas obvias, edema, pigmentación debida a la extravasación y depósito de hemosiderina y lipodermatoesclerosis.

La insuficiencia venosa puede dar lugar a la formación de úlceras. Los medicamentos tópicos usados para la ulceración venosa puede agravar el cuadro causando una dermatitis de contacto alérgica añadida al eccema de estasis de base.

Neurodermatitis

O liquen simple crónico, habitualmente se presenta como una única placa liquenificada, con excoriaciones, pruriginosa, la cual es producida y cronificada por el constante rascado, iniciado a su vez por un hábito o en respuesta al estrés.

Los lugares favoritos son la nuca y el cuello en las mujeres, las piernas en los hombres, y el área anogenital en ambos sexos. Las lesiones desaparecen al cesar el rascado, por el contrario tienden a ser crónicas si éste persiste.

Las placas liquenificadas deben diferenciarse de las producidas en la psoriasis y dermatitis de contacto crónica.

Prurigo Nodular

Se observa en mujeres de mediana edad. Es de carácter crónico y extraordinariamente pruriginoso.

El intenso rascado provoca la aparición de nódulos indurados típicos localizados en las caras de extensión de brazos y piernas.

Morfológicamente se presenta como pápulas cupuliformes de hasta 1 cm de diámetro, con excoriaciones centrales, eritema y descamación. La biopsia muestra proliferación de fibras nerviosas.

Mas información

Dermatitis atópica

Dermatitis por contacto

Consejos generales para los pacientes con dermatitis

   

Clínica Subiza Terms Of Use | Privacy Statement