You are here: Diseases » Específicas » Nariz, senos paranasales y oídos » Rinitis Infecciosa Clínica Subiza Social: Twitter Facebook Idioma:  en-GB Español (España, Alfabetización Internacional)   
Minimise
 

Rinitis Infecciosa

Introducción

También denominada coriza o resfriado común es una infección aguda, generalmente afebril, que afecta principalmente a nariz y garganta aunque a menudo puede extenderse a laringe, tráquea y bronquios. Los causantes suelen ser en la gran mayoría, virus filtrables (rino y adenovirus, influenza y parainfluenza, sincitial respiratorio y ciertos ECHO y Coxsackie). Si bien las bacterias no suelen ser causantes, sí a menudo alguna de las patógenas que habitan normalmente en la nasofaringe, puede actuar como invasor secundario y dar lugar a complicaciones como otitis media y sinusitis.

Manifestaciones Clínicas

El comienzo es típicamente abrupto, tras un período de incubación de 18 - 48 horas los síntomas son agudos cesando espontáneamente al cabo de 5 - 14 días. Suele comenzar con sensación de arañazo o dolor en la garganta, seguido de estornudos, hidrorrea (que al cabo de unos días suele transformarse en rinorrea espesa de aspecto purulento), obstrucción nasal y a veces ronquera y cefalea discreta. La fiebre es incomún, excepto en los lactantes y niños pequeños. Puede haber una tos seca aunque si ésta se hace intensa y productiva (mucopurulenta), sugiere una invasión bacteriana o micoplásmica primaria o secundaria.

En la rinoscopia se objetiva una mucosa marcadamente eritematosa y frecuentemente con secreciones purulentas.

El hemograma es normal, y la presencia de una leucocitosis indica una complicación bacteriana (o bien que se trata de otro proceso). En el frotis nasal se objetiva un aumentado número de polimorfonucleares y células epiteliales. Si por el contrario sólo se ven eosinófilos, debe pensarse en una rinitis alérgica o intrínseca. Si existen ambas (células inflamatorias y eosinofilia) sugiere que se trata de una rinitis alérgica o intrínseca complicada con la infección.

Diagnóstico

Se hace por la clínica y el examen físico, ya que para hacer un diagnóstico etiológico específico, sería necesario pruebas serológicas y aislamiento del virus.

Diagnóstico Diferencial

Debe hacerse con la rinitis alérgica, aunque los síntomas de ésta son más persistentes y no suelen cursar con fiebre, dolor de garganta, rinorrea purulenta, ni mucosas nasales eritematosas. No obstante ambas pueden imbricarse, ya que los pacientes (sobre todo los niños) con rinitis alérgica perenne, son muy propensos a desarrollar infecciones respiratorias altas secundarias. La alergia a pólenes de invierno como el de las cupresáceas puede confundirse con el coriza, aunque este último sólo dura 7-14 días y no se acompaña de intenso prurito ocualar, especialemte los días soleados.Trastornos como el sarampión, difteria, faringoamigdalitis aguda, meningitis bacteriana y tos ferina pueden en su comienzo confundirse con la coriza. También puede asemejarse a la influenza aunque los síntomas de esta última suelen ser más graves.

Tratamiento

Es sintomático. El reposo en cama, lavados naso sinusales con solucion salina, hipertermia nasal, vahos,  y  humidificación ambiental suelen ser de ayuda. Si existe fiebre debe prescribirse aumento de la ingestión de líquidos y aspirina o ibuprofeno o paracetamol. Un descongestivo nasal (por ejem. Otrivin) antes de acostasre mejora la respiracion nasal y por tanto el descanso nocturno (pero no debe aplicarse más de 5 días seguidos). No está indicado el uso  de antibióticos, ni siquiera cuando la mucosidad es amarilla, esto es común a partir del 3-4, día, reservándose sólo para las complicaciones bacterianas (otitis bacteriana, sinusitis bacteriana, bronquitis bacteriana).  Si la hidrorrea es un problema, puede mejorarse con la aplicación de Bromuro de Ipratropio nasal (atrovent) que puede repetirse 3-4 veces al día.

Más información

Por fin un tratamiento preventivo eficaz para el catarro común

 

 

   

Clínica Subiza Terms Of Use | Privacy Statement