Los autoinyectores deben guardarse en un lugar accesible, sin llave y junto a un plan de actuaciĆ³n ante una anafilaxia