Los alergenos alimentarios más comunes son: