Los autoinyectores deben administrarse en la zona media de la cara externa del muslo